Buda Sutras 11-20

 

El Buda Sutra 11

buda-sutras-sutra-11

Mejor que mil palabras huecas

es una palabra que aporte paz.

¿Qué palabra es luminosa? ¿Qué palabra está realmente llena de fragancia? La palabra que aporta paz; y esa palabra nunca viene del exterior, es la apacible vocesita de tu propio corazón. Se escucha en los lugares más recónditos y profundos de tu ser: es el sonido de tu propio ser, es la canción de tu propia vida.

No se encuentra en las escrituras ni en discursos aprendidos. Solamente se encuentra si vas hacia dentro; únicamente se encuentra en la meditación, en profundo silencio. Cuando te haya abandonado todo el conocimiento prestado y te hayas quedado a solas, cuando no sepas ni una cosa; cuando funciones desde el estado de no saber, entonces se escucha.

Osho Buda, 53 sutras y cartas de meditación para el silencio y la paz interior

El Dhammapada de Gautama El Buda Sutra 12

El Buda Sutra 12

Es mejor la conquista de uno mismo

que ganar mil batallas. Así, la victoria será tuya.

Ángeles ni demonios, cielo ni infierno

te la pueden arrebatar.

Recuerda, solamente es tuyo aquello que no te pueden quitar. Nada que se te pueda quitar es tuyo. No te apegues a ello porque tu posesividad te creará angustia. Confórmate con lo que es realmente tuyo y nadie pueda quitarte. No te lo pueden robar, no te pueden atracar, no vas a ir a la bancarrota por ello.

Ni siquiera la muerte te lo puede quitar.

Si has conquistado tu consciencia, tu cuerpo será quemado, se hará cenizas, pero tú no te quemarás.

Tú seguirás estando para siempre; eres eterno.

Pero esa eternidad solamente puedes conocerla cuando te transformas en tu propio maestro.

Osho Buda, 53 sutras y cartas de meditación para el silencio y la paz interior

El Dhammapada de Gautama El Buda Sutra 13

El Buda Sutra 13

Sé diligente para hacer el bien.

Si eres lento,

La mente, deleitandose con su maldad,

te atrapará.

Hacer el bien significa compartir, amar, servir, ser compasivo; pero estas son cosas que la mente miserable no puede hacer, pero jamás dira: “No quiero hacerlo”, porque no sería muy diplomático. Lo diplomático sería decir:

“Mañana”; posponer. La mente es una burócrata.

Si esperas, la mente te sugerirá: “Haz esto, hay aqullo”.

Haz el bien inmediatamente, ¿por qué esperar? ¿Quién sabe?

El siguiente momento puede que nunca llegue; puede que este sea el último momento. ¡Actúa como si este fuera el último momento! Actúa con esa urgencia porque la muerte puede sorprenderte en cualquier momento.

No escuches a la mente. La mente puede seguir posponiendo las cosas interminablemente y, antes de permitirte hacer algo, puede que la muerte te haya golpeado. Haz el bien, porque inmediatamente sentirás alegría.

Osho Buda, 53 sutras y cartas de meditación para el silencio y la paz interior


El Buda Sutra 14

Todos los seres tiemblan ante la violencia,

Todos temen la muerte, todos aman la vida.

Necesitamos un mundo completamente distinto, una educación diferente, donde el odio no se enseñe.

¡Hemos creado un mundo muy raro! Es realmente increíble lo que hasta ahora hemos hecho a la humanidad: por un lado enseñamos a odiar a las personas, y por otro vamos hablando de paz. Por un lado los envenenamos, y por otro les decimos: “Todos somos hermanos”.

Hablamos de hermandad y nos preparamos para la guerra; hablamos de paz mundial y nos disponemos para la guerra. Es pura neurosis, ¡no es cordura! Hasta este momento el hombre sigue estando trastornado debido a una educación equivocada. Todavía no hemos escuchado a los budas. Ahora es el momento.

Osho Buda, 53 sutras y cartas de meditación para el silencio y la paz interior

El Dhammapada de Gautama El Buda Sutra 15

El Buda Sutra 15

Como un noble caballo

rápido bajo el látigo,

arde y sé veloz.

La consciencia es fuego; quema todo lo malo que llevas dentro. Quema tu ego, tu codicia, tu posesividad, tus celos -quema todo lo malo y negativo-, y realza todo lo bello, lleno de gracia y divino.

Y cuando lo zafio y lo feo ha sido quemado, tu ser experimenta una gran agudeza, tu vida se llena de una gran rapidez, de una enorme intensidad y pasión, de una inmensa totalidad e integridad.

Osho Buda, 53 sutras y cartas de meditación para el silencio y la paz interior

El Dhammapada de Gautama El Buda Sutra 16

El Buda Sutra 16

Buda-sutras-sutra-16

El hombre ignorante es un buey.

Crece en tamaño, no en sabiduría.

El hombre cuando nace es un potencial únicamente.

Si no desarrollas tu potencial, si no creces espiritualmente, eres exactamente igual que un buey. El cuerpo se irá haciendo cada vez más grande, pero eso no es crecimiento.

Envejecer no es madurar; crecer físicamente no es crecer espiritualmente, y salvo que te desarrolles espiritualmente, estarás desperdiciando una oportunidad preciosa.

No malgastes ni un solo momento en cualquier cosa.

Haz lo necesario, lo esencial, y vierte más energía en la observación, la atención consciente. ¡Despierta!

Todas estas flores, todas estas canciones y todas estas estrellas son para ti. Tienes derecho a hacer milagros; ¡pero crece, despierta!

Osho Buda, 53 sutras y cartas de meditación para el silencio y la paz interior

El Dhammapada de Gautama El Buda Sutra 17

El Buda Sutra 17

Para enderezar lo torcido

primero debes hacer algo más difícil:

enderezarte a tí mismo.

Uno tiene que aprender a mirarse a sí mismo con los ojos cerrados; a observar en silencio. Pero no lleves a priori prejuicio alguno. Muchas personas te han dicho:

“Estas son tus faltas”. No lleves esa idea contigo o, de lo contrario, eso será lo que encuentres; porque el pensamiento es muy inventivo. Deja a un lado lo que hayan dicho sobre ti. Solamente recuerda una cosa: excepto que lo sepas por autoridad propia, no tiene valor, no tiene significado. Así pues, marcha completamente abierto y mira.

Si amas y sabes cómo observar, te encontrarás con el fenómeno más misterioso: ver una falta es disolverla. Este es el mayor secreto de Buda: es suficiente con saber que estás haciendo algo mal; no puedes seguir haciéndolo.

Osho Buda, 53 sutras y cartas de meditación para el silencio y la paz interior

El Dhammapada de Gautama El Buda Sutra 18


El Buda Sutra 18

La maldad es tuya. El pesar es tuyo.

Mas la virtud y la pureza,

también son tuyas. Tú eres el origen

de toda pureza y toda impureza.

El error, el mayor error que alguien puede cometer, es pensar que el clima es creado por fuerzas exteriores.

No lo crean las fuerzas exteriores; es una decisión interior tuya, es tu voluntad interior; es tu elección.

Sucede en el exterior, pero surge de la esencia más profunda de tu ser. Para verlo es necesario observar muy atentamente.

Una vez que lo hayas visto, no necesitas vivir en el infierno.

¿Por qué ibas a elegir el infierno una vez has comprendido que es tu elección?

Osho Buda, 53 sutras y cartas de meditación para el silencio y la paz interior

El Dhammapada de Gautama El Buda Sutra 19

El Buda Sutra 19

No vivas en la distracción

y los falsos sueños del mundo,

fuera de la ley.

La mente nunca te deja estar donde estés, nunca te permite ver las cosas como son. O bien te arrastra hacia los recuerdos – que no son nada más que huellas en la arena del tiempo – o tira de ti hacia el futuro: grandes proyectos, grandes expectativas, deseos, metas…¡Y tú te involucras tanto, como si existiera alguna realidad en ello!

Vive en el mundo, pero no con la mente. No permitas que el pasado o el futuro se interpongan entre tú y la realidad.

Conocerás lo que Buda denomina la ley eterna. Palpitarás con ella, vibrarás con ella. Serás como una ola en el enorme océano de la ley. Te sentirás en tal sintonía, tan al unísono, en semejante profunda armonía y concordia, que el cielo entero empezará a rociarte con flores, toda la existencia se regocijará contigo.

Osho Buda, 53 sutras y cartas de meditación para el silencio y la paz interior

El Dhammapada de Gautama El Buda Sutra 20

El Buda Sutra 20

Gobiérnate a ti mismo según la ley.

Esta es la simple enseñanza

de los que están despiertos.

El Hombre nace inconscientemente, aunque tiene el potencial para llegar a ser consciente. Pero continuará siendo solo un potencial excepto que trabajes duro para desarrollarlo. Uno nace con la capacidad intrínseca de conquistarse a sí mismo, pero toda tu energía se vuelve extravertida. Al vivir con personas que son extravertidas, ambiciosas, que desean esto y aquello, el niño empieza a imitarlo también.

Aprende de los demás – de los padres, profesores, sacerdotes, políticos -, aunque todos ellos están en el mismo barco. Algunos persiguen el dinero, otros el poder, la fama, pero nadie parece estar interesado en el propio Ser. Nadie parece estar dispuesto a realizar la gran peregrinación del autodescubrimiento.

Buda dice: gobiérnate a ti mismo. Si de alguna manera estás interesado en el dominio – ¿y quién no lo está? -, entonces interésate en el autodominio. No desperdicies tu tiempo tratando de dominar a los demás.

Osho Buda, 53 sutras y cartas de meditación para el silencio y la paz interior

El Dhammapada de Gautama El Buda Sutra 21

Compartí este Artículo