El Tercer Ojo

 

Meditación para Desbloquear el Tercer Ojo

¿Cómo afectan al Tercer Ojo las Técnicas de mirar?

Pregunta a osho: Explica la relación de los dos ojos con el tercer ojo. ¿En qué manera afectan al tercer ojo las técnicas relacionadas con mirar?

En primer lugar, hay que comprender dos puntos. Por un lado, la energía del tercer ojo es en realidad la misma que la que se mueve en los dos ojos corrientes: la misma energía. Comienza a moverse en un nuevo centro. El tercer ojo ya está ahí, pero sin funcionar, y no puede ver a menos que los ojos corrientes se vuelvan invidentes.

La misma energía tiene que entrar en él. Cuando la energía no está moviéndose en los dos ojos, puede entrar en el tercero, y cuando entra en el tercero, los dos ojos se volverán invidentes. Estarán ahí, pero no podrás ver con ellos. Esa energía que mira a través de ellos estará ausente; se moverá por un nuevo centro. Ese centro está entre estos dos ojos. Ya está ahí, completo; en cualquier momento puede funcionar. Pero necesita energía para funcionar, y esa misma energía tiene que ser desviada.

En segundo lugar, cuando estás viendo a través de los dos ojos, estás viendo a través del cuerpo físico. El tercer ojo no forma parte realmente del cuerpo físico. Forma parte del segundo cuerpo, que está oculto: el cuerpo sutil, el sukshma Sharir.

Tiene un lugar correspondiente en el cuerpo físico, pero no forma parte de él. Por eso la fisiología no puede creer que exista un tercer ojo o algo semejante, porque tu cráneo puede ser analizado, penetrado, radiografiado, y no hay ningún punto, ninguna entidad física que se pueda decir que sea el tercer ojo. El tercer ojo forma parte del cuerpo sutil, el sukshma Sharir.

Cuando mueres, tu cuerpo físico muere, pero tu sukshma Sharir, tu cuerpo sutil, va contigo; tiene un nuevo nacimiento. A no ser que el cuerpo sutil muera, nunca puedes liberarte del círculo nacimiento-muerte, renacimiento-muerte. El círculo continúa.

El tercer ojo pertenece al cuerpo sutil

El tercer ojo pertenece al cuerpo sutil. Cuando la energía se mueve a través de los ojos físicos. Es por eso que a través de los ojos físicos no puedes mirar más que lo físico, lo material. Los dos ojos son físicos. A través de los ojos no puedes mirar nada, no puedes mirar nada que no sea físico.

Sólo con el tercer ojo funcionando puedes entrar en una dimensión diferente. Ahora puedes ver cosas que son invisibles para los ojos físicos, pero son visibles para los ojos sutiles. Entonces, con el tercer ojo funcionando, si miras a una persona miras su alma, su espíritu, no su cuerpo; de igual manera que con los ojos físicos miras el cuerpo físico, pero no puedes ver el alma. Lo mismo sucede cuando miras a través del tercer ojo: miras y el cuerpo no está ahí, sólo el que reside en el cuerpo.

Recuerda estos dos puntos. En primer lugar, tiene que moverse la misma energía. Hay que sacarla de los ojos físicos corrientes y permitir que pase por el tercer ojo. En segundo lugar, el tercer ojo no forma parte del cuerpo físico. Forma parte del cuerpo sutil, el segundo cuerpo, que está dentro. Debido a que forma parte del cuerpo sutil, en el momento que puedes mirar a través de él, miras el mundo sutil. Estás sentado aquí. Si hay un fantasma sentado aquí, no puedes verlo, pero si tu tercer ojo está funcionando, verás al fantasma, porque la existencia sutil sólo puede ser vista a través del ojo sutil.

¿Cómo se Relaciona el Tercer Ojo con esta Técnica?

¿Cómo se relaciona el tercer ojo con esta técnica de mirar? Está profundamente relacionado.
En realidad, esta técnica es para abrir el tercer ojo. Si tus dos ojos se paran completamente, si se vuelven inmóviles, estáticos, como piedras, sin ningún movimiento en estos ojos, la energía deja de fluir por ellos. La energía fluye; por eso se mueven. La vibración, el movimiento, se debe a la energía. Si la energía no se está moviendo, tus ojos se volverán como los ojos de un muerto: pétreos, muertos.

Mirar un punto fijamente

Mirar a un punto, fijamente, sin permitir que tus ojos se muevan a ninguna otra parte, proporcionará inmovilidad. De pronto, la energía que se movía a través de los dos ojos no estará moviéndose por estos ojos. Y la energía tiene que moverse; la energía no puede permanecer estática. Los ojos pueden ser estáticos, pero la energía no puede permanecer estática. Cuando estos ojos están cerrados a la energía, si de repente las puertas están cerradas y la energía no puede moverse por estos ojos, trata de encontrar un nuevo camino. Y el tercer ojo está cerca, justo entre las dos cejas, a doce milímetros de profundidad. Está muy cerca: el punto más cercano.

Si tu energía sale de estos ojos, lo primero que puede suceder es que pase por el tercer ojo. Es como si hay agua fluyendo y cierras un agujero: encontrará otro, el más próximo que se pueda encontrar con la menor resistencia. Lo encontrará automáticamente; no tienes que hacer nada específicamente. Con estos ojos físicos, sólo tienes que impedir que la energía pase por ellos, y entonces la energía encontrará su propio camino y pasará por el tercer ojo.

Este movimiento a través del tercer ojo te transforma en un mundo diferente. Empiezas a ver cosas que nunca has visto, empiezas a sentir cosas que nunca has sentido, empiezas a oler cosas que nunca has sentido, empiezas a oler cosas que nunca has olido. Un nuevo mundo, un mundo sutil, empieza a tomar vigor. Ya está ahí. El ojo está ahí; el mundo, el mundo sutil, ya está ahí . Ambos están ahí, pero no revelados. Ver ejercicio Difusión de la Visión

Apertura Visual del Tercer Ojo

Una vez que operas en esa dimensión, muchas cosas se vuelven visibles para ti. Por ejemplo, si una persona va a morir, si tu tercer ojo está funcionando te darás cuenta inmediatamente de que va a morir. Ningún diagnóstico físico puede decir con seguridad que va a morir. Como mucho, podemos hablar de probabilidades. Podemos decir que quizá morirá, y esta afirmación será condicional: “Si tal y tal sigue así, puede que muera; si se puede hacer algo, puede que no muera”

Los diagnósticos médicos todavía no pueden ser inequívocos con respecto a la muerte. ¿por qué? ¡Tanto avance y aún tanta incertidumbre con respecto a la muerte! En realidad, la ciencia médica está tratando de deducir la muerte, de inferir la muerte, a través de síntomas físicos, y la muerte es un fenómeno sutil, no físico. Es un fenómeno invisible de una dimensión diferente. Pero con el tercer ojo funcionando, de repente sientes que un hombre se va a morir. ¿Cómo lo sientes? La muerte tiene un impacto. Si el hombre se va a morir, entonces la muerte ya ha puesto su sombra allí, y esa sombra se puede sentir con el tercer ojo en cualquier momento.

Cuando nace un niño, los que han tenido mucha práctica profunda usando el tercer ojo pueden ver el momento de su muerte en ese mismo instante. Pero entonces la sombra es muy sutil. Cuando alguien se va a morir en seis meses, entonces cualquier persona cuyo tercer ojo funcione un poco puede ver la muerte seis meses antes de que llegue. La sombra se oscurece. En realidad, un asombra oscura se asienta en torno a ti, y eso se puede sentir, pero no con estos dos ojos.

Viendo Auras con el Tercer Ojo

Con el tercer ojo, empiezas a ver auras. Se acerca a ti una persona; no puede engañarte, porque todo lo que dice no tiene sentido a menos que se corresponda con su aura. Puede que diga que es una persona que nunca se enfada, pero el aura roja mostrará que está lleno de ira. No puede engañar en lo que respecta a su aura, porque es completamente inconsciente del aura. Todo lo que diga puede ser enjuiciado por medio de su aura, si tiene razón o no. Con el tercer ojo, empiezas a ver radiaciones, auras.

Antiguamente, era así como alguien era iniciado. A no ser que el aura sea apropiada, el maestro esperaba, porque la satisfacción de tu deseo no era la cuestión. Puede que quisieras ser iniciado, pero eso no era suficiente a menos que tu aura dijese que estabas listo. Así es que durante años el discípulo tenía que esperar hasta que el aura estuviese lista; no tenía nada que ver con su deseo de ser iniciado: eso es fútil. A veces uno tenía que esperar incluso durante vidas.

Por ejemplo, Buda resistió la tentación de iniciar a mujeres durante muchos años. Ejercieron muchas presiones sobre él; aun así, él se negaba a ello. Al final accedió a iniciar a mujeres, pero entonces dijo: “Ahora mi religión no estará viva después de quinientos años; he hecho concesiones. Pero como me estáis forzando, iniciaré a mujeres.”

¿Cuál fue la razón básica? era ésta: con el hombre, la energía sexual puede ser regulada muy fácilmente. Con el cuerpo de la mujer es difícil, porque la menstruación es un fenómeno regular: inconsciente, incontrolable, involuntario. La eyaculación de semen puede ser controlada, pero la menstruación no puede ser controlada. O si uno trata de controlarla, eso tendrá muy malos efectos en el cuerpo.

En el momento en que una mujer entra en su periodo de menstruación, su aura cambia completamente: se vuelve sexual, agresiva, deprimida; todo lo que es negativo rodea a la mujer, y esto sucede cada mes. Tan sólo debido a esto Buda no estaba dispuesto a iniciar a mujeres. Dijo que era difícil, porque cada mes la menstruación se mueve en un círculo, periódicamente, y no se puede hacer nada voluntariamente. Se puede hacer algo, pero era difícil de hacer en tiempos de Buda. Ahora se puede hacer.

Mahavira negó completamente cualquier posibilidad de que una mujer se liberase del cuerpo de mujer. Dijo que una mujer tiene que nacer de nuevo como hombre, y sólo entonces puede liberarse. De modo que para una mujer todo el esfuerzo debía ser canalizado para tener un nuevo nacimiento como hombre. ¿por qué? Era un problema con el aura.

Si inicias a una mujer, cada mes caerá, y todo el esfuerzo se habrá perdido. No había discriminación, ninguna evaluación sobre si la mujer o el hombre son iguales, ésa no era la cuestión. Pero para Mahavira la cuestión era ésta: ¿cómo ayudar? Así que encontró un camino más fácil: ayudar a la mujer a renacer como hombre. Eso era más fácil. Significaba que una mujer tenía que esperar a otra vida, y todo el esfuerzo tenía que ser dirigido hacia el objetivo de que naciera en un cuerpo masculino.

Esto le pareció más fácil a Mahavira que iniciar a una mujer, porque cada mes ella vuelve al estado original y todo el esfuerzo se pierde. Pero estos dos mil años han hecho mucho. Especialmente el tantra ha hecho mucho.

El tantra ha descubierto puertas diferentes, y el tantra es el único sistema del mundo que no hace ninguna diferenciación entre hombre y mujer. Más bien, por el contrario, dice que una mujer puede liberarse más fácilmente, y la razón es la misma, sólo que contemplada desde un ángulo diferente.

¿Cómo afectan al Tercer Ojo las Técnicas de mirar?

El tantra dice que debido a que el cuerpo de la mujer es regulado periódicamente, ella puede desconectarse de su cuerpo más fácilmente que el hombre. La mente del hombre está más involucrada en el cuerpo; por eso puede controlar su sexualidad.

La mente de la mujer no está tan involucrada en el cuerpo. El cuerpo funciona como un autómata: diferente, en un estrato diferente, y la mujer no puede hacer nada al respecto. Es como un mecanismo automático; sigue su rumbo. El tantra dice que debido a esto la mujer puede desconectarse de su cuerpo muy fácilmente. Y si esto se hace posible-este desapego, esta fisura-, entonces no hay problema.

De manera que es algo muy paradójico: si una mujer decide ser célibe y desconectarse de su cuerpo, puede mantener su pureza más fácilmente que un hombre. Una vez que se produce el desapego, ella puede olvidarse completamente del cuerpo. El hombre puede desconectarse muy fácilmente, puede controlar muy fácilmente, pero su mente está más involucrada en el cuerpo.

Por eso puede controlar, pero entonces tendrá que controlar todos los días, continuamente. Y como la sexualidad femenina es pasiva, es muy fácil para una mujer estar relajada con respecto al sexo. La sexualidad del hombre es activa. Es fácil para él controlarla, pero es difícil para él relajarse con respecto a ella.

De modo que el tantra ha tratado de encontrar muchísimas vías, y el tantra es el único sistema que dice que no hay diferencia, que incluso una estructura femenina puede ser usada. Así que el tantra es el único sistema que dice que no hay diferencia, que incluso una estructura femenina puede ser usada. Así que el tantra es el único camino que da alas mujeres una posición igual. En cambio, toda religión, diga lo que diga, en el fondo cree que las mujeres son inferiores.

Puede ser el cristianismo, puede ser el mahometismo, puede ser el jainismo, puede ser el budismo, pero en el fondo cree esto, y la razón es el diagnóstico mediante el tercer ojo, el aura: la configuración del aura cada mes en el periodo de la menstruación.

Con el tercer ojo te vuelves capaz de ver cosas que están ahí, pero que no pueden ser vistas con los ojos corrientes. Todos los métodos referentes a mirar afectan al tercer ojo, porque mirar significa que una cierta energía sale de ti hacia el mundo.

Si es bloqueada, la energía encontrará otro camino, y el tercer ojo está justo al lado.

El Tíbet y el Tercer Ojo

En el Tíbet había operaciones quirúrgicas para el tercer ojo. A veces sucede que tu tercer ojo está bloqueado y paras tus ojos, sentirás un cierto malestar, porque la energía está ahí y no hay ningún camino por el que puede moverse. En el Tíbet idearon ciertas operaciones para despejar el pasaje. Esto se puede hacer. Y si no se hace, entonces pueden suceder muchas cosas.

Hace sólo dos o tres días, una sannyasin-está aquí- vino a mí. Me dijo: “Hay una sensación muy caliente en el tercer ojo”. Y no sólo había la sensación; la piel se había quemado como si alguien la hubiera quemado realmente desde fuera.

La sensación, el ardor, estaba dentro, pero había afectado la piel. Se quemó completamente. Ella tenía miedo: ¿qué había sucedido? La sensación era agradable, la calidez era muy agradable, como si algo se estuviera derritiendo. Algo estaba sucediendo, pero incluso el cuerpo físico había sido afectado, como si fuego real lo hubiera tocado.

¿La razón? El tercer ojo había empezado a funcionar, la energía comenzó a entrar en él. Había estado frío durante vidas y vidas, la energía nunca se había movido a través de él. Cuando la energía se mueve por primera vez, hay calor. Cuando la energía se mueve por primera vez, hay una sensación ardiente. Y como el pasaje tiene que ser creado y forzado, se puede volver como fuego. Es energía concentrada martillando en el tercer ojo.

La India y el Tercer ojo

En India hemos estado usando polvo de sándalo y otras cosas, mantequilla purificada y otras cosas, en el punto del tercer ojo. A esta marca la llamamos tilak. Se pone justo en el punto del tercer ojo para dar un cierto frescor desde fuera, de manera que si llega dentro el calor, y entra el fuego, no afecte la piel externa.

No sólo puede quemarse la piel debido a ello; a veces incluso han aparecido agujeros en el cráneo.

Estuve leyendo uno de los libros más sagaces sobre uno de los misterios más profundos de la existencia humana en la tierra. Siempre ha habido propuestas de que el hombre vino de algún otro planeta, porque no parece haber ninguna posibilidad de que el hombre evolucionara de pronto sobre la tierra.

No parece haber ninguna posibilidad de que el hombre pudiera evolucionar realmente de un mandril o de un chimpancé. Y no ha habido ningún eslabón, porque si el hombre evolucionó del chimpancé para ser el hombre, debe de haber eslabones-algo que esté entre el hombre y el chimpancé-, pero no hay cosa semejante. Con todos los datos y descubrimientos disponibles, todavía no hemos encontrado una sola estructural corporal, un cráneo o cualquier cosa, que se pueda decir que es un eslabón entre el chimpancé y el hombre.

Evolución significa pasos. Un chimpancé no puede convertirse de repente en un hombre: debe de haber habido fases. Pero no hay ninguna prueba, de modo que la teoría de Darwin sigue siendo una hipótesis. No hay ningún eslabón intermedio.

De manera que siempre ha habido propuestas fantásticas de que el hombre debe de haber aparecido en la tierra de repente. Ha sido encontrado el cráneo de un hombre que data de hace muchísimo tiempo, de hace cien mil años. Pero al compararlo con otros cráneos, no le falta nada. Es el mismo tipo de cráneo, con el mismo cerebro, con la misma estructura. No hemos evolucionado realmente en lo que concierne a la estructura del cerebro.

De modo que parece que le hombre apareció de pronto sobre la Tierra. Debe de haber venido de algún otro planeta. Por ejemplo, ahora viajamos en el espacio, y si encontramos algún planeta en el que merezca la pena vivir, lo poblaremos; entonces el hombre aparecerá allí de repente. Estuve leyendo un libro sobre semejante propuesta, y el autor ha encontrado muchas cosas para apoyar su hipótesis.

Hay una cosa que quería decirnos en conexión con esta cuestión de mirar. Él ha encontrado un cráneo en México y en el Tíbet. Ambos cráneos tienen agujeros en el punto del tercer ojo, y los agujeros son tales que sólo han podido ser hechos por la bala de una pistola. Los cráneos tienen al menos de medio millón a un millón de años. Si los agujeros hubieran sido hechos por una flecha, no podrían ser redondos.

Son tan redondos que no pudieron haber sido hechos por una flecha; sólo una bala podría hacer semejantes agujeros. Así que el autor trata de probar con esto que las balas existían hace un millón de años. De otra forma, ¿cómo fueron matados estos dos hombres?

Pero, en realidad, eso no prueba nada sobre las balas. Cuando el tercer ojo está completamente bloqueado y la energía llega de repente, puede aparecer este agujero. La energía es como una bala que llega de dentro: igual que una bala. Es fuego concentrado; creará un agujero. Esos dos cráneos con agujeros no muestran que esos hombres fueron matados por balas, sino simplemente que hubo un fenómeno del tercer ojo. El tercer ojo estaba completamente bloqueado; la energía se concentró.

Los ojos fueron parados completamente; la energía no podía moverse, y se volvió fuego. Entonces explotó. Para que no se produjera semejante accidente, en el tíbet descubrieron e idearon métodos con el fin de hacer un agujero para que la energía pudiera pasar fácilmente.

Consejos para esta Técnica

De modo que siempre que estés probando esta manera de mirar, recuerda esto: si sientes una sensación de ardor, no tengas miedo. Pero si sientes que la energía se ha vuelto un gran fuego, como si hubiera una bala viva que quiere penetrar en el cráneo, deja de hacer el método y ven a verme inmediatamente. No lo hagas más. Si sientes como si hubiera una bala viva que quiere penetrar en el cráneo, para. Abre los ojos y muévelos todo lo que puedas.

La sensación cesará inmediatamente; la energía se habrá ido a los ojos. Y a menos que yo te diga algo, no prosigas, porque a veces ha sucedido que se ha roto el cráneo.

No hay nada de malo incluso si pasa esto. Incluso si uno muere en ello, no hay nada de malo, porque uno ha alcanzado algo que está más allá de la muerte. Pero, para ser cauteloso, detente cuando sientas que puede pasar algo malo, para.

Ahora, en India, se están enseñando muchos métodos, y muchísimos buscadores espirituales sufren innecesariamente, porque los que enseñan ni siquiera son conscientes de los peligros. Y los que siguen, siguen de una manera ciega. No saben dónde van o qué están haciendo.

Yo estoy hablando de estos ciento doce métodos específicamente debido a esto: para que tomes consciencia de todos los métodos, todas las posibilidades, los peligros, y así puedas descubrir cuál será el más apropiado para ti.

Entonces, si perseveras en algún método, serás plenamente consciente de lo que puede suceder, de lo que tienes que darte cuenta, y cuando suceda algo, de cómo tienes que afrontarlo.

Despertando el Tercer ojo

Compartí este Artículo