Músculo Pubocoxígeo PC

 

Qué es el músculo PC o Pubocoxígeo?

El músculo pubocoxígeo conocido como músculo PC, se extiende desde la base de la columna (el coxis) hasta la base del pene. Tiene forma de hamaca y va conectado al hueso púbico.

El músculo PC es el que uno contrae para interrumpir el flujo de la orina y también es el músculo que se contrae involuntariamente (espasmos musculares) durante el orgasmo tanto masculino como femenino.

Ejercitar la zona pélvica es fundamental tanto para hombres como para mujeres.

Ejercicios del músculo PC

En el caso de los varones, el ejercitar el músculo PC va a permitir un mayor control sobre el reflejo eyaculatorio y el reflejo eréctil para obtener erecciones fuertes y duraderas. Un piso pélvico fuerte y fiable puede construir una ayuda estructural para la vejiga y la uretra. Es aconsejable consultar con un medico especialista en el tema para saber cuál es el grado de falta de control sobre el reflejo eyaculatorio para así realizar un tratamiento adecuado al caso.

Los ejercicios para fortalecer la zona pélvica son aconsejables para todos los casos, aun sin presentar falta de control sobre el reflejo eyaculatorio y eréctil ya que fortalecer esta zona favorecerá la duración del acto sexual.

Fortalecer la Zona Pélvica en Varones

Ejercitar el músculo PC ayuda a Tener control sobre el momento de eyacular. Ayuda a evitar y solucionar el problema de eyaculación precoz. Erecciones firmes y duraderas. Pero hay que tener presente que para fortalecer el musculo PC se requiere de precisión en los ejercicios, constancia y paciencia ya que como todo musculo los resultados no se ven de un día para el otro.

Entre las opciones de tratamientos naturales para obtener control eyaculatorio y control eréctil se encuentran los ejercicios de la zona pélvica como el tratamiento más efectivo y natural a largo plazo. El éxito de los resultados depende de la frecuencia y la intensidad del entrenamiento.

Fortalecer la Zona Pélvica en Mujeres

Ejercitar la zona pélvica en mujeres es sumamente beneficioso. Se obtiene control sobre los músculos vaginales lo cual facilita la relajación de los mismos para obtener orgasmos más placenteros y duraderos. Asimismo, ejercitar la zona pélvica en mujeres ayuda a prevenir la incontinencia urinaria. Por otro lado es clave para el parto.

Para restaurar la función de los músculos pélvicos del piso después del parto, se ha animado a las mujeres en la mayoría de los países industrializados que realicen ejercicios pélvicos del músculo del piso.

La base teórica del ejercicio pélvico para el tratamiento y la prevención de la incontinencia urinaria de la tensión se basa en los cambios musculares que pueden ocurrir después del entrenamiento específico de la fuerza.

Ejercicios del Músculo PC

Los ejercicios pélvicos del músculo del piso también se llaman los ejercicios de Kegel después que el Dr. Arnold Kegel, los desarrolló para consolidar los músculos pélvicos del piso.

Para un fácil reconocimiento de este  músculo debe detenerse en la acción de orinar; cuando intentamos detener la orina lo hacemos con los músculos pelvianos, estos están ubicados entre los genitales y el ano.

Los ejercicios más sencillos del músculo PC consisten en comenzar a orinar e interrumpir varias veces el proceso. Una vez que se comience a percibir la contracción, se pueden pasar a la fase de entrenamiento.

Estos músculos contraen y relajan debajo del comando del paciente de controlar la abertura y el cierre de las esfinges urethral, o de los músculos que proporcionan control urinario. El ejercicio regular es necesario aumentar y mantener la función. La activación del músculo promueve la función. Evite el uso de músculos accesorios.

Las  mujeres pueden reconocer su músculo pubocoxígeo al intentar interrumpir el flujo de la orina o al sentir la contracción vaginal contra su dedo. En ejercicios más avanzados se realiza la contracción vaginal con un objeto indicado.

Recomendaciones para las Prácticas

Como usted comienza a urinating, intento para parar o para retardar la corriente de la orina sin tensar los músculos de sus piernas, nalgas o abdomen. Es muy importante no utilizar estos músculos porque solamente los músculos pélvicos del piso ayudan concontrol de la vejiga.

Cuando usted puede retardar o parar la corriente de la orina, usted ha situado los músculos correctos. Sienta la sensación de los músculos que tiran del interior y hacia arriba.

Contracciones Rápidas: Apriete y relaje los músculos de la esfinge tan rápidamente como usted puede.

Contracciones Lentas: Contraiga el músculo de la esfinge y el asimiento a una cuenta de 3 (gradualmente aumentando a 10 segundos por el diario del ejercicio) entonces RELAJA totalmente antes de la contracción siguiente.

Haga los ejercicios pélvicos del músculo PC como parte de su rutina diaria. Si usted está realizando estos ejercicios para mejorar o mantener control de la vejiga o control eyaculatorio y eréctil usted debe hacerlos regularmente. Es aconsejable dedicarle un mínimo de 15 minutos por día a la práctica de los ejercicios.

Continúe en un promedio de 20ms por día, usted puede aumentar más si así lo desea. Aprenda  a contraer antes de que usted estornude, tosa, ría, salgan de una silla, o tomen algo pesado. La toma de conciencia y el estar presentes en el aquí y ahora ayudará a la integración cotidiana de los ejercicios de la zona pélvica.

Aspecto mental para la ejecución de los ejercicios
Ejercicios para control de la eyaculación
Respiración Testicular. Gran Absorción. Composición del escroto.

Compartí este Artículo